Llámenos: +34 677 606 834

Cómo vender una vivienda proveniente de una herencia

Cuando se hereda una vivienda, el heredero o herederos tienen pasar una serie de trámites antes de poder vender la casa:

  1. Primero aceptar la herencia ante notario aportando la documentación requerida: el certificado de defunción o de últimas voluntades.
  2. Liquidar el Impuesto de Sucesiones en los seis meses siguientes tras el fallecimiento de la persona que otorga la herencia y el pago de la plusvalía, que es el que se paga por la actualización del valor de la nueva propiedad
  3. Se presentará ante notario la escritura de la casa, se confirmará la aceptación de la herencia y se modificará la titularidad de la vivienda.
  4. Por último acudirán al Registro de la Propiedad para inscribir la herencia.

Si se trata de un inmueble que pertenece a varios propietarios, estamos ante un concepto de proindiviso y como una vivienda es un bien indivisible, hay que buscar las maneras de deshacer ese proindiviso.

  • Si todos los copropietarios están de acuerdo:
    • Vender a un tercero de modo que el dinero que se obtenga se reparta dependiendo de los porcentajes de cada uno.
    • Vender a uno de los copropietarios que pagará la parte correspondiente a cada uno y se quedará como dueño del inmueble.
  • Si hay un copropietario que quiere vender y el resto no:
    • Éste podrá vender su parte a uno de los copropietarios o a un tercero, aunque esta es la opción más complicada puesto que nadie suele comprar el porcentaje de una vivienda.
  • Si todos los copropietarios quieren vender y uno no:
    • En este caso se lleva a cabo un acto de conciliación, que es un acto gratuito, para evitar ir a juicio y en el caso de que no se llegue a un acuerdo será una prueba de que la otra parte está impidiendo la venta del proindiviso
    • Se podrá interponer una demanda de división común ante el juzgado, donde el juez suele dictaminar que el inmueble sea liquidado en subasta pública de venta y posteriormente se reparta el dinero obtenido.
Share This